Grabación del corto "The Trace"

Tal y como conté en la entrada de mi proyecto fotográfico personal, hace un año, en octubre en 2017, fui seleccionado para participar en la grabación de un corto documental (The Trace) en Sicilia. Este proyecto, denominado Movie Makers in Movement, organizado por la asociación italiana EuGen.

Este corto documental, que finalmente se llamó The trace, narra 4 historias reales de emigrantes que se vieron obligados a salir de sus hogares por distintas razones.

The Trace

Un momento de la grabación del cortometraje.

Historias

Quiero destacar, de nuevo, que estas 4 historias son totalmente verídicas y, de hecho, son los protagonistas de estas son quienes las narran e interpretan en este documental.

Todas estas historias representan el infierno que se vive en muchos países, lo que vemos por la televisión y nos parece tan lejano. Si bien, conocemos que estas cosas ocurren, el shock personal que supuso para mi persona conocer a estas personas, poder ponerle cara a las historias y ver cómo viven con ello, ha sido el momento más impresionante de mi vida hasta hoy.

Abdo, un joven sirio que se vio obligado a salir de su casa, con las mismas comodidades que puedes tener tu en la tuya, dejando allí a sus amigos, familiares y, tal como dijo, su» playstation 4″ para atravesar caminando Europa. Un viaje duro en el cual se vio obligado a ocultar las penurias que pasaba día tras día, enviando a sus familiares selfies sonriendo para que estos no se preocupasen. Para que esa miseria que veíamos por televisión no le borrase la sonrisa.

Además, en este corto podrás descubrir otras 3 impresionantes historias que narran tristes y duras historias de emigración. Gracias a cada uno de ellos por atreverse a poner cara a esos dolorosos momentos para, así, facilitar que todos y cada uno entendamos qué está pasando en el mundo. No nos olvidemos de que a nadie le gusta salir de casa por estos motivos.

The Trace

Un momento de la grabación del cortometraje.

El resultado

Y ya sin más texto, a pesar de tener mucho más que podría contaros, os dejo con el corto The Trace, una experiencia personal que me ha servido para apreciar mucho más lo que tenemos en casa y a poner cara a historias que jamás debieron haber ocurrido.